Avanzan estudios técnicos sobre Calcatreu y el consenso social para su explotación

La nueva firma propietaria del paquete accionario del yacimiento minero Calcatreu desde hace más de un año, Patagonia Gold,  viene profundizando acciones de explicación y difusión  de carácter didáctico entre los principales referentes políticos, de la producción y de sectores sociales de la región centro-sur sobre los estudios de planificación y criterios medioambientales para obtener un consenso social como sustento para poner en marcha el yacimiento de oro y plata.

 En este aspecto tanto el intendente de Ingeniero Jacobacci, Carlos  Toro,  referentes de las más distintas extracciones y hasta representantes de organizaciones de los pueblos originarios se alinean entre los defensores de la idea de incorporar esta  industria extractiva ubicada a unos 60 kilómetros de esa localidad a la escasa diversidad económica que brinda el empleo público y la ganadería ovina

Este apoyo que se está visibilizando en forma creciente tiene en cuenta los beneficios que puede aportar a la comunidad  como fuente de trabajo, pero gira en torno a la garantía que el funcionamiento de la mina no afectará el medio ambiente. En Jacobacci, se sabe de muchos emprendimientos mineros llevados a cabo en otras regiones del país sin estos recaudos que culminaron en rotundos fracasos y  lamentables saldos de pasivos ambientales irreversibles.

Hoy el clima social es absolutamente diferente al que se vivió en Jacobacci y otras localidades de la línea sur entre los años 2002 y 2003. En aquellos momentos, ante los primeros indicios de alguna explotación minera en Calcatreu, manifestantes ambientalistas provenientes de Bariloche y otros puntos de la provincia se llegaron a Jacobacci y Los Menucos  protagonizando reiteradas manifestaciones de oposición y protesta contra las industrias extractivas. Y de paso amedrentar y desalentar  inversores.

Según informaciones fidedignas, en enero último en cambio se pretendió reiterar una movilización similar, pero la reacción de los dirigentes comunitarios y la gente del lugar lograron rápidamente  impedir ese tipo de expresiones públicas.  

Según sostiene el sitio web “Prensa Geo Minera”, “el principal objetivo de Patagonia Gold, empresa de capitales nacionales, es obtener la mayor información posible sobre el potencial minero de la línea sur rionegrina.”.

Consigna que “lleva ya 10 meses consecutivos en una campaña de perforaciones del proyecto Calcatreu y se esperan concretar  7000  metros de perforaciones”.

Agrega que “la campaña de perforación y de continuidad de geofísica busca alcanzar la mayor información para sumarla a la existente en el proyecto próximo a cumplir 20 años del inicio de las primeras localizaciones mineras”.

También subraya que “estos trabajos que lleva adelante Patagonia Gold no muestran resultados palpables a la sociedad, ya que el  propósito de esta instancia exploratoria es poder mostrar a corto plazo una adecuada interpretación del proyecto desde todas sus dimensiones, técnicas, ambientales, de seguridad, social y económica”.

Sobre estos temas se pudo conocer que el pasado mes de septiembre se alcanzó el Informe Final de la Universidad  Nacional de Río Negro (UNRN) acerca del estudio de Línea de Base Socio-Económica del proyecto Calcatreu y su zona de influencia que realizaron profesionales de esa casa de altos estudios”.

Esta tarea será tomada como punto de partida para la planificación del  proyecto   que Patagonia Gold pondría a  consideración e información específica de la sociedad desde la cual se intentará sustentar el desarrollo del emprendimiento minero.

Resta decir que asombra toda esta experiencia previa a la explotación de Calcatreu así como las explicaciones que los directivos de la empresa brindan a los dirigentes lugareños.

 La otra cara de la moneda forma parte de la experiencia de los viedmenses cuando funcionarios del gobierno nacional formularon   sorpresivamente el imprudente   e irresponsable anuncio de la instalación de una usina eléctrica  accionado por un reactor nuclear en el cercano litoral marítimo de la ciudad capital.

 No vale la pena recordar las posiciones de ambientalistas y militantes políticos  discutiendo de igual  a igual con físicos nucleares del Instituto Balseiro de Bariloche ya que la cuestión era oponerse esgrimiendo el fantasma de la contaminación nuclear para infundir miedo e influir en la retracción de la sociedad.

Pero la  capacidad de asombro de quienes apoyamos el proyecto oficial  quedó absolutamente colmada en aquellos días cuando la legislatura se plegó al rechazo de la usina nuclear  prohibiendo la instalación de reactores  que sobrepasaran cierto limites de potencia, en todo el territorio rionegrino.

La minería es un rubro clave para el desarrollo territorial y el gobierno nacional ya ha dicho que pretende promover decididamente. Los  rionegrinos pecamos por adeudar todavía muchas materias , entre ellas el de incorporar a la agenda y al debate público  cuestiones que incidan en la puesta en marcha de la minería provincia, para quebrar por lo menos el silencio a la que parece condenada.

 

Comentarios

Comentar artículo