Prendió fuego un negocio porque no le quisieron dar un atado de cigarrillos

El sujeto había estado compartiendo bebidas alcohólicas en ese mismo comercio, junto a la propietaria y su pareja. Al retirarse pidió que le den un atado de cigarrillos, pero como solamente le dieron una unidad volvió y prendió fuego el inmueble. Afortunadamente no hubo heridos ni otras estructuras dañadas. El individuo está detenido y sería imputado en las próximas horas. Pasó en el barrio San Francisco III de San Carlos de Bariloche.

El alarmante y violento hecho ocurrió durante la madrugada de este sábado y los efectivos policiales tomaron conocimiento cerca de las siete de la mañana, cuando fueron alertados por el 911 ante un incendio de un comercio en la intersección de las calles San Pablo y Bogotá, en un sector de tomas del mencionado barrio.

Al llegar al lugar los uniformados se entrevistaron con una mujer, quien aseguró ser la propietaria del negocio y admitió haber estado compartiendo bebidas junto a su pareja y un vecino, entre las 04.30 y las  05.30 de la madrugada, según informaron fuentes policiales a este medio.

En este sentido, se supo que el vecino de la mujer se retiró a su domicilio tras un intercambio de palabras que fue subiendo de tono, asegurando “que le iba a hacer boleta el negocio”.

Asimismo, siempre según lo indicado por fuentes ligadas a investigación, la pelea se habría desatado cuando el individuo volvió para pedir un atado de cigarrillos, pero la mujer solamente le habría dado una unidad.

Conforme a información a la que pudo acceder El Cordillerano, cuando la propietaria del lugar llegó a su domicilio, cerca de las 06.30 de la mañana, tomó conocimiento de lo que estaba ocurriendo con su negocio por llamados de los vecinos.

Consecuentemente los efectivos policiales dieron inmediatamente con el sospechoso y lograron atraparlo, quien actualmente se encuentra detenido. También se informó que se le inició una causa judicial por amenazas y daños por incendio, notificándose también al fiscal de turno.  

Cabe destacar que, tras las tareas realizadas luego de lograr apagar las llamas, los peritos confirmaron la criminalidad en el hecho, donde encontraron residuos de un aparente líquido combustible con lo que se dio inicio al siniestro.

Además se supo que solamente resta tomar declaraciones a algunos vecinos del lugar, pero los damnificados imputan directamente a quien se encuentra actualmente detenido por el hecho.

En el lugar trabajaron Bomberos Voluntarios, efectivos del gabinete de Criminalística de la Policía de Río Negro y uniformados de la Subcomisaría 80, quienes estuvieron a cargo de las tareas investigativas en el caso.

Comentarios

Comentar artículo