Certificados truchos: Además de la pediatra de Roca y el psiquiatra de Regina, hay 20 denuncias más

El gobernador Alberto Weretilneck anticipó ayer que además de los dos médicos, una pediatra de Roca y un psiquiatra de Villa Regina, va a seguir con esta causa hasta que pierdan su matrícula profesional y que hay otros 20 médicos en la provincia involucrados en prácticas similares, justificando acciones que están fuera de la ley.  "Vamos a denunciar a todos los médicos que perjudican al Estado con este tipo de prácticas ilegales. Vamos a ser implacables", sentenció.

Con el patrocinio del Fiscal de Estado, Gastón Pérez Estevan, el gobernador presentó días atrás una denuncia formal contra dos médicos del Alto Valle. La acción busca investigar la posible comisión de delitos de falsificación de certificados médicos y estafa contra la administración pública provincial.

La denuncia se origina en preocupaciones por el alto nivel de ausentismo registrado en la zona. Investigaciones internas revelaron una gran cantidad de certificados médicos, todos ellos firmados por los dos médicos implicados. La similitud entre los certificados y la extensión de las licencias otorgadas despertaron sospechas, llevando a la formalización de la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal. La Provincia de Río Negro se ha constituido como querellante en este caso.

Los delitos que se investigan son "Fraude en perjuicio de la administración pública" (art. 174 inc. 5 del Código Penal) en concurso ideal (art. 54 CP) con "Expedición de certificado médico falso" (art. 295 del CP).

La administración pública provincial enfrenta un nivel de ausentismo laboral irrazonable, lo que ha motivado investigaciones internas para determinar sus causas reales. Un número significativo de empleados públicos presentó certificados médicos que, según la denuncia, podrían estar falsificados, justificando ausencias con licencias remuneradas basadas en patologías difíciles de comprobar.

Los certificados frecuentemente diagnosticaban trastornos de ansiedad en diversos grados, trastornos ansioso-depresivos reactivos y trastornos por estrés postraumático, con diagnósticos similares y renovaciones de licencias temporales que terminaban extendiéndose por más de un año sin detallar la progresión de la enfermedad.

En el caso de la médica pediatra de General Roca, se encontraron indicios de que había extendido certificados con falsedades ideológicas sin haber revisado a los pacientes. En el periodo investigado, la profesional emitió al menos 320 certificados médicos en varias regionales.

 

Comentarios

Comentar artículo